Pedir cita psicólogo: (+34) 678 70 13 79

Consulta online | Gabinete de psicólogos en Gijón, Oviedo y Avilés.

  • LO MÁS IMPORTANTE

    Psicología infantil

PSICOLOGÍA INFANTIL

Psicología infantil

La psicología infantil se centra en el tratamiento de problemas o dificultades para resolver situaciones en niños entre los 2 a los 12 años. Los niños a diferencia de los adultos rara vez solicitan ayuda a la clínica, manifiestan sentirse mal o necesitan ver un psicólogo, normalmente son los padres quienes acuden a solicitar ayuda, a veces por iniciativa propia, y otras veces a sugerencia de profesores o médicos.

Además de evaluar al niño, es muy importante evaluar bien el entorno educativo y familiar porque los adultos ejercen una gran influencia en los niños. El hecho de ser demasiado permisivos o ser muy poco flexibles en algunos casos, o ser muy controladores o por otro lado muy indiferentes, influye en el comportamiento del niño.

¿Cuándo hay que intervenir y consultar a un psicólogo infantil?

Es recomendable consultar a un psicólogo infantil cuando se observa que a un niño presenta dificultades para resolver o manejar determinadas situaciones y éstas se presentan de forma repetitiva, las más comunes son:

Cuando consultar con un especialista en Psicología infantil  
  • Rabietas continuadas.
  • No controla el pipi.
  • Bajada de notas drástica.
  • Pesadillas y miedos.
  • Tiene dificultades para dormir.
  • Observes desfases en su desarrollo.
  • El colegio te informa de dificultades emocionales o de aprendizaje.
  • No se consigue establecer límites con el niño.
  • Presenta dificultades para manejar las rabietas.
  • Tiene dificultades con la comida.
  • Problemas emocionales como la separación de los progenitores, la muerte de un ser querido, el cambio de casa o de ciudad, etc.).

Todas estas situaciones y muchas otras hay que tenerlas en cuenta sobre todo cuando la frecuencia, duración e intensidad de la sintomatología están afectando o interfiriendo en la vida del niño.

¿Cuál es nuestro objetivo?

Principalmente, , realizar una evaluación del niño y de su entorno, y analizar las causas de su comportamiento para saber lo que le está ocurriendo y ver donde se originan esas dificultades que presenta.

No siempre es necesario acudir a un especialista en psicología infantil porque en muchas ocasiones los niños necesitan aprender desde la experiencia, pero si existen dudas, es importante acudir que un psicólogo determine si es necesario tratarlo.

Trabajaremos la psicoterapia que mejor se adapte a la problemática del niño y dotaremos a los padres de las pautas necesarias para conseguir los objetivos de mejora del comportamiento del menor.

 
Objetivos principales en Psicología infantil

¿Cuáles son las etapas del tratamiento en psicología infantil?

Etapa 1 de psicoterapia infantil

Etapa de análisis y evaluación: Como se ha mencionado anteriormente, en psicología infantil es muy importante conocer y analizar tanto al niño como a los dos aspectos principales que entran en juego en el niño su entorno familiar y escolar.

 
Etapa 2 de psicoterapia infantil

Pautas en el tratamiento:Teniendo en cuenta la edad del menor, se trabaja con el niño y con los padres dotándoles de las pautas necesarias que nos ayuden a mejorar el problema, y si es necesario, también se trabaja con el colegio y su profesorado.

 
Etapa 3 de psicoterapia infantil

Fase de seguimiento: Una vez resuelto el problema por el que se acudió a consulta y dado el alta, se realiza un seguimiento con el menor y su familia que comienza con una revisión mensual, a continuación trimestral y por último anual. En Baeza P&F creemos que es fundamental este tipo de seguimientos para consolidar los resultados de manera efectiva.

Problemas más comunes que tratamos

   

MIEDOS Y FOBIAS INFANTILES

Hay que tener en cuenta que los miedos pertenecen al periodo evolutivo del desarrollo del niño y son transitorios, pero algunos niños pueden presentar una respuesta desproporcionada y desadaptada ante aquello que les da miedo con sintomatología de tipo: Mareos, insomnio, pesadillas, llanto, rabieta, etc.

Estos miedos y fobias pueden presentar más adelante en la adolescencia un desorden de pánico provocando síntomas como: terror intenso, taquicardias, sensación de irrealidad, mareos o vértigos, etc. Una de las fobias más comunes, es la Fobia Social y de no ser tratada a tiempo puede tener consecuencias problemáticas en el desarrollo evolutivo del niño.

TRASTORNO DEL CONTROL DE ESFÍNTERES

Desde el año y medio, un niño ya puede anticipar que se está “haciendo pi-pí” y ya con 4 años debe haber logrado ese control de esfínteres. Puede tener un origen físico (vejiga pequeña), presentar ciclos de sueño muy profundo, cambios en su estado emocional causado por un cambio en su entorno, un miedo o fobia persistente, problemas de hiperactividad, etc., y por tanto convendría evaluarlo por un especialista.

DESÓRDENES DE CONDUCTA

Los niños que tienen dificultades para seguir las reglas y comportarse de una forma aceptable pueden manifestar algunos problemas de conducta como:

  • Agresión a otros niños o a los animales.
  • Destrucción de la propiedad.
  • Engaños, mentiras o robos.
  • Desobediencia y violación de las reglas.

PROBLEMAS DE ANSIEDAD

Entre los problemas de ansiedad que pueden presentarse existen varios en esta edad temprana como los trastornos:

  • Obsesivo compulsivo.
  • Ansiedad generalizada.
  • Pánico que se da también en adultos.
  • Ansiedad por separación.

PROBLEMAS DE ATENCIÓN A LA HIPERACTIVIDAD

Actualmente existe una alta incidencia en el trastorno de déficit de atención con hiperactividad en la población infantil convirtiéndose así en un importante problema social. Dentro de este trastorno hay tres tipos de síntomas fundamentales, uno de ellos es la hiperactividad, la impulsividad y el déficit atención.

Estos síntomas además pueden ir variando según el curso evolutivo del niño. Los niños que lo padecen presentan un déficit de su autocontrol, falta en la autorregulación de sus emociones, dificultades en la planificación y organización de sus tareas y en la interiorización de normas externas. Son muy inquietos y se mueven como si tuviesen puesto un motor, suelen ser impulsivos y les cuesta pensar las consecuencias de sus acciones.

También existe el Trastorno por Déficit de atención sín Hiperactividad, caracterizado porque el niño se distrae frecuentemente y le cuesta mucho concentrarse en una tarea durante un tiempo, suelen perder y olvidar muchas cosas personales, y todo esto les afecta en su rendimiento escolar, por lo que es muy importante trabajar con ellos técnicas de estudio dadas por el especialista y adaptadas a su problemática.

DUELO INFANTIL

Los niños y adolescentes sufren el impacto de la perdida de manera diferente, por lo que es muy importante la forma en la que los adultos de los que dependen elaboren el duelo. Desde nuestra consulta enseñamos a los adultos a elaborar su propio duelo y a que ayuden a los más pequeños a elaborar el suyo.

La realidad es que tanto los niños como los adolescentes son más conscientes de la pérdida y de la muerte de lo que muchos adultos imaginan. Captan todo lo que sucede a su alrededor, aunque no siempre lo expresen con palabras. En ocasiones, son síntomas o conductas distintas de las habituales. De todo lo anterior podemos extraer que la forma de elaborar el duelo depende del período evolutivo en el que se encuentre el niño o adolescente y de cómo el entorno familiar y social responde a la pérdida.

Los síntomas que suelen aparecer son: Negación, bloqueo, tristeza, rabia, ansiedad y regresión a edades más pequeñas, todo ello suele ir acompañado de una bajada en el rendimiento académico. Por eso es fundamental que en el momento que detectemos este tipo de sintomatología acudamos al psicólogo para tratar el duelo de la manera más eficaz posible.

DÉFICIT EN HABILIDADES SOCIALES

Es muy importante ayudar al niño a que adquiera un buen funcionamiento social para su autoestima y su bienestar.

En algunos casos desconocen como tienen que defender bien sus derechos y además dependiendo de cada etapa en la que se encuentra el niño, la parte social, es una fuente de estrés muy importante que, de no ser tratada y reconducida a tiempo, se puede cronificar e incluso llegar a convertirse en un trastorno de ansiedad.

OTROS PROBLEMAS

Hay otros problemas muy comunes que pueden presentar los niños como: problemas de desobediencia, problemas de aprendizaje, problemas de alimentación, síntomas de desatención, trastorno de la lateralidad, trastornos del habla, trastornos psicomotores, de adaptación, del sueño, etc.

Para todos ellos recomendamos la visión clinica de un especialista. En Baeza Psicología y Formación realizamos un seguimiento personalizado e individual a través de un equipo multidisciplinar de especialistas en psicología infantil.

  

Vídeos Relacionados con Psicología infantil

Trabajamos con los siguientes seguros

IMQ seguros
Asisa
Salus Seguros de Salud
Dentycard S.A
Canalsalud 24
Generali
Cosalud
Santa Lucía
Asefa Seguros
Gestimédica
Verisalud
Salud On Net
Aegon