Pedir cita psicólogo: (+34) 678 70 13 79

Consulta online | Gabinete de psicólogos en Gijón, Oviedo y Avilés.

Propósitos de año nuevo

Propósitos de año nuevo

Play video propósitos de año nuevo

REPRODUCIR VÍDEO

 

¿El nuevo año supone una oportunidad de enmendar, de corregir y volver a empezar?

Así es, este es un ejercicio altamente recomendable. Se acaba el año y es muy común que la mayoría de personas haga un balance del resultado de sus acciones a lo largo de los doce últimos meses.

Objetivos cumplidos o incumplidos, éxitos y fracasos en distintos campos, problemas esperados o inesperados, errores garrafales y aciertos forman parte de ese balance personal que se debe realizar para tener un marco teórico sólido que nos sirva de conocimiento para recargar baterías y progresar el año que empieza.

Los nuevos propósitos de año nuevo serán sin duda mejor planteados si primero se ha hecho un análisis exhaustivo y objetivo de nuestras faltas en el transcurso del año que se va.

¿Por qué le damos ese poder al cambio de fecha?

No es sólo un cambio de fecha solamente, nuestra cultura tiene el referente de que esa noche vieja nos juntamos con amigos y familia para dar la bienvenida al año nuevo y brindar por un feliz 2017, otorgando nuestros mejores deseos a todos los que tenemos cerca. Esto hace que durante todas estas fiestas pensemos más en el año que se va haciendo un balance de cómo nos fue el año y los deseos que aún nos quedan por cumplir para el año nuevo, y ya se sabe el dicho “año nuevo, vida nueva”.

¿Porqué unos consideran septiembre como inicio de buenos propósitos y no enero?

Realmente no hay diferencias, cada uno puede hacer su balance del año cuando mejor lo estime, lo importante es hacerlo y pararnos a reflexionar sobre el año que ha pasado y el que está por venir. Y esto no es poco, en el mundo en que vivimos en que todo tiene que estar para antes de ayer, pararse a reflexionar ya es mucho, y si además lo acompañamos de acciones de cambio ya es muchísimo para nuestra satisfacción personal.

¿Se quedan solo en propósitos o hay que afrontarlos de alguna forma específica?

Lo más importante es definir los objetivos de forma concreta y marcarse metas que sean realistas.

La lista de propósitos de año nuevo se hace interminable, más larga si cabe que la del año anterior. La experiencia ha demostrado que lo mejor para cumplir los nuevos retos es que sean lo más realistas y alcanzables posibles. Sin embargo, pese a nuestra buena voluntad, la mayoría suelen quedarse a mitad de camino y algunos sólo en el intento. Si quieres alcanzar tus sueños no vale con cerrar los ojos y desearlos muy fuerte. Además de las ganas, es necesario desarrollar algunos comportamientos y sobre todo, ciertas actitudes.

Lo primero que debemos hacer es delimitar bien nuestro objetivo. “El tener las expectativas demasiado altas sólo puede generarnos frustración. Una vez tengamos claro el objetivo, es importante planificar la manera de llevarlo a cabo. Para esto, “es fundamental ser honestos con nosotros mismos, ya que sólo se llevará a cabo aquello de lo que realmente estemos convencidos y tengamos capacidad para hacerlo”.

Definir los retos de la forma más concreta y acotada posible e incluirlos en nuestra agenda. Por ejemplo, de nada vale apuntar en la agenda: “Hacer más deporte”. Lo ideal y lo recomendable sería anotar: “Ir al gimnasio tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes), una hora y 30 minutos al día, incluida la ducha, de 19:00 a 20:30”. Parece sencillo y obvio, pero son muchos los que se quedan en objetivos generales, sin acotar, y estos objetivos están de partida, condenados al fracaso.

Es importante tener en cuenta que los objetivos pueden ir moldeándose a lo largo de los meses, en base a nuestras otras obligaciones y/o necesidades. Por ello, es crucial “tener la mente abierta y estar abiertos a cambiarlos”. Esto es, si por ejemplo, en lugar de tres días realmente sólo podemos ir dos al gimnasio, no pasa nada, no estaremos fracasando. Simplemente, estamos adaptando nuestro plan a nuestra agenda o compromisos.

Los propósitos de año nuevo más frecuentes año tras año, según los expertos, son ir al gimnasio, mejorar la alimentación, viajar, estar más tiempo con los nuestros, hacer más caso a los hijos, dejar de fumar o aprender cosas nuevas como por ejemplo algún idioma. En realidad, no se trata sólo de rellenar la agenda y de querer hacer cosas nuevas, sino simplemente de querer ser felices. Pero la felicidad es algo único y subjetivo para cada uno, y hay que tener claro que no es más feliz quien consigue alcanzar sus metas pues “la felicidad se trata de una elección de actitud ante los acontecimientos que nos toca vivir y no una reacción ante los logros”.

Además es Clave aprender a tolerar la frustración Muchas personas tienen baja tolerancia a la frustración y no saben recomponerse al ver sus planes no cumplidos. Las personas a las que les ocurre esto, no tienen capacidad para aceptar dificultades, contratiempos, molestias o retrasos en la satisfacción de los deseos, generándoles un gran sufrimiento con sentimientos de ansiedad, tristeza, agitación, resentimiento, humillación y enfado. Suelen además, victimizarse y culpar a agentes externos de lo que les pasa.

Por el contrario, tener y saber tolerar la frustración es una gran cualidad que te permite afrontar la vida con otros ‘ojos’. “Protege a la persona del ritmo desenfrenado que nos rodea, ayudándonos a mantener la calma en momentos delicados, permitiendo usar nuestra capacidad creativa para buscar diferentes maneras de solucionar los desafíos de la vida, teniendo la convicción de que hay alternativas a la inmediatez.

Este concepto cobra especial importancia en nuestra sociedad, en nuestra ‘propia actualidad’ del mundo en que vivimos: la era de la inmediatez (con una simple ‘click’ tenemos todo un mundo de posibilidades a nuestro alcance) y la era del hedonismo (si algo no nos gusta, lo cambiamos).

¿Es importante priorizar, deben ser pocos pero firmes para conseguirlos?

Si, es importante no realizar listas interminables, vale más 4 o 5 objetivos máximo, y concretarlos muy bien, día y hora en lo que los voy a realizar, cuanto más concreto, mejor y más posibilidades de ser constantes tendremos

¿No los conseguimos porque nos centramos más en la meta que en el presente?

Parte de no cumplirlos es que los objetivos muchas veces no son los que más felices nos van a hacer. Permite que te lea mi lista para el 2017, y así poder dar ideas a los telespectadores que nos están viendo:

  1. Despertarme temprano para empezar el día con tranquilidad.
  2. Dar gracias a la vida todos los días por algo bueno que me haya pasado en el día.
  3. Saludar a las personas con una sonrisa e iniciar una pequeña conversación, por ejemplo en el ascensor.
  4. Dedicar tiempo a proyectos personales o hobbies.
  5. Dar tiempo de calidad a la familia y los amigos.

Ahora sólo me faltaría concretarlos en días y horarios.

¿Uno de los Propósitos de Año Nuevo sería empezar con tranquilidad el año?

Si, los expertos dicen que el 90% de la gente que se siente a gusto con su vida y sus proyectos coinciden que se levantan temprano para aprovechar ese momento previo a su llegada a la oficina, donde el tiempo vuela entre llamadas telefónicas, reuniones y resoluciones de problemas

Vídeos Relacionados



Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

 

Trabajamos con los siguientes seguros

IMQ seguros
Asisa
Salus Seguros de Salud
Dentycard S.A
Canalsalud 24
Generali
Cosalud
Santa Lucía
Asefa Seguros
Gestimédica
Verisalud
Salud On Net
Aegon